18 agosto 2006

Recordando a la hora de dormir



Esta madrugada, mientras cogía el sueño recordé que un lejano día le dió por comer tierra. Un antojo bastante raro, casi rayando en la insania.

No andaba por ahí a toda hora metiendose puñados de tierra en la boca, tenía sus momentos de antojo y sus colores preferidos.

Era un tipo desinhibido y comentó su extraña y reciente afición a sus conocidos y familiares, que aprovecharon para hacerle bromas al respecto, le señalaban un tipo de tierra de cualquier parte preguntándole si le apetecía y el se lanzaba a explicar, por ejemplo, porque sí la tierra arcillosa parda y no la rojiza. Uno hasta le contó que a su esposa embarazada le había dado por el mismo capricho.

De repente iba por la carretera con la familia en el carro y divisaba una zona terrosa y comentaba sin pensar "esa tierra de ahí me provoca" y estallaban todos en risas.

Nunca lo vi comiendo tierra, ni siquiera dando una probadita para saciar su extraño apetito y así como le vino se le fue, le voy a preguntar si alguna vez llegó a probar un poquito.

Abur.-

6 comentarios:

el pichurro dijo...

Insane...
LU

El loco dijo...

jaja en términos médicos a eso se le llama: Pica...y tiene que ver con una deficiencia de minerales, y según creo también le da a las mujeres embarazadas...
Saludos...al menos es come tierra y no come de otra cosa jjajajaja

Troka dijo...

yo sabía que el loco iba a tener la respuesta!!! jajaja
Gracias por la visita!

Elenilla dijo...

Pues yo estoy embarazada y no me ha dao por comer tierra (menos mal), debe ser que mis minerales estan en orden. Ademas, pa dos semanas que me quedan...
Besos

Miguel Pinto dijo...

Pues a mi me parece muy romantica la afición esa de comer tierra, eso si, bebiendo algo que la haga pasable.

Tapa-Amarilla dijo...

por lo menos es tierra y no otra cosa :-O