29 agosto 2005

Carroñita refrigerada


Se ha puesto a pensar alguna vez ¿qué es lo más viejo que tiene guardado en su nevera?. Aquel paquetico cubierto de hielo al fondo del freezer ¿qué será?.
De repente nos ponemos a revisar bien a fondo y encontramos qué se yo: unas salchichas de pollo de hace dos años que trajo el pichurro de su nevera de soltero, un lomo de salmón ahumado traído del Canadá que hibernó 3 años antes de ser abierto, 4 hallacas de la última navidad, un bloque de sal que usaron mis hijas para hacer helados y que me dió dolor botar o supositorios de cataflan o tachipirín.
Yo sería feliz con una nevera casi como el Guri, solo agua y luz; estoy exagerando, claro está, pero me desespera una nevera atiborrada, dónde tienes que desmontar torres de potecitos plásticos para alcanzar algo del fondo; a mí cero guardadera de comida vieja. Le tengo idea a algo que haya estado en la nevera más de tres días, porque además me gusta comer recién cocinado y uno que otro recalentado pero sin exagerar. Esto me viene de mother: primero le gusta hacer compra estilo europeo, o sea todos los días y segundo cocina justo para no guardar nada.
La nevera habla mucho del dueño de casa, si está repleta o si está pelada, si las cosas se ven frescas o perece una morgue. Es un reflejo de los hábitos alimenticios, de compra y de consumo. Recuerdo el cuento aquel de la hija de un actor en cuyo freezer encontraron un feto congelado, o de unos amigos que guardaron un trozo de su torta de bodas y en cada aniversario se comen un poquito (ya llevan 10 años en eso).
Father, siempre exagerado y extremista, dice que nos hemos vuelto carroñeros a cuenta de que podemos tener un montón de cosas conservadas en frío durante largos períodos.
En fin, ya llegó la hora de la merienda, voy a ver qué hay en la nevera....
Abur.-

6 comentarios:

*Strell@* dijo...

Hola, casualmente regresé para avisarte que mi dirección no se porque a veces da errores, por ejemplo yo sólo puedo accesar o con la clave, o por "favoritos" y ahí entra de una, no se a que se deverá eso, pero de cualquier manera espero que se normalice.
Gracias por la bienvenida, ah y eso de la nevera me trae muchos buenos recuerdos, algún día lo contaré en mi blog... pero tienes razón, la nevera es un reflejo del dueño de la casa... mi nevera es un vivo ejemplo de eso, pues vivo sóla y afff... te podrás imaginar!
Un gran saludo...
Estamos en contacto!!!!

Nelson dijo...

no hay nada como abrir abrir la nevera y encontrarse con un rico trozo de pastel de chocolate y medio litro de leche pasteurizada al ahora de la meienda...

Me dio antojo Gracias por tu post, esta muy bueno, voy a revisar a ver que encuientro tambien .

Saludos
Nelson

*Strell@* dijo...

Alguna vez te has sentido sumamente idiota al ver que la solución a un simple dificultad que se ha convertido en un “tormento” para ti, la tienes justo al frente de tu nariz? Siempre pasa, no? Cosas más o menos importantes, pero que acaban tornándose DESESPERANTES pues algo así me sucedió hoy, y de no haber sido por mi “nuevo mejor amigo” Daniel de http://www.qtpd.com/dcaceres creo que paso toda la vida sin darme cuenta, cambio de url, o hasta elimino mi blog, porque JURABA que tenía algún problema con mi dirección, y CLARO que tenía un problemas es “.blogspot.com” no “.blogpoSt”…. ahhhhh… que TONTA me siento!!! En fin, sólo pasé aquí para rectificar eso, mi dirección correcta es la que acabo de dejarte.
---- Gracias.-

JOSHUA dijo...

PUAJA JA JA JA JA JA Recuerdo cuando era soltero que metía toda vaina en la nevera, hasta la sal porque cocinaba muy poco y comía en la calle, así que entre birras y cocacola al menos daba la sensación de tener comida adentro. Tenía hasta espaguettis...

JOSHUA dijo...

Gracias por visitarme, tiempo sin verte...

Telefono Azul dijo...

Gracias por visitar mi blog y especialmente por el comentario. Me agrada mucho tu estilo y me reí muchísimo con este post... voy corriendo a la nevera a ver que puedo botar!
Hasta luego...