31 octubre 2007

El huesito


-Mi tía C botó un hueso por la barriga-, me dijo entre incrédulo y divertido mi marido de aquella época. Al oirlo hablar no pude sino sentirme parte de una comedia de absurdos.

-Cómo alguien bota un hueso por la barriga, ¿un hueso propio?- atiné a preguntar.

-Parece que es un hueso de pollo- replicó más pensativo aún. Sin dudas esto había que verlo y con la excusa de visitar a la enferma decidimos cerciorarnos con nuestros propios ojos que aquello no era una invención Garciamarquiana.

La tía C era bajita y obesa, de buen carácter y siempre risueña a pesar de la incomodidad cotidiana para poder desplazarse. Un apetito voraz que día a día iba sumandole kilos a su humanidad había sido la causa del desafortunado suceso.

Aquello que nos trajeron como un tesoro sumergido en alcohol dentro de un frasquito de mayonesa sin etiqueta era efectivamente un huesito de pollo y del ala para ser más precisos. Era increíble pensar que la tía se había tragado como si nada un hueso de unos 6 cm, que además nadie supiera cuándo ocurrió aquello y que no se le hubiera atorado en la garganta. Por esas cosas de la vida el huesito no pasó desapercibido y fue cuando perforando intestinos, peritoneo, musculos y piel, asomó en el centro de un furúnculo que se le había formado a la tía C en plena panza, al lado del ombligo.

Mientras ella estaba tranquilísima nos contaron sus hijos como días atrás, de esa llaguita asomaría algo duro y oscuro y que al examinar con una pinza asombrados vieron brotar la cabecita del dichoso hueso, no hicieron más que jalar y allí tenían el causante de aquella conmoción.

La tía C superó aquel incidente muy bien, pero al cabo de unos meses falleció de complicaciones postoperatorias cuando trataron de corregirle quirúrgicamente una eventración abdominal.

¿Conservarán aún el huesito metido en alcohol?

8 comentarios:

Silmariat, "El Antiguo Hechicero" dijo...

SOY EL PRIMERO!!!
Por fin..., soy el primero!!!

Y lo de la Tía..., dicen que esas cosas pasan y que el realismo m'agico hace de las suyas.

Todo lo mejor para ti.

PS: Por cierto..., soy el primero.

El loco dijo...

Que cosas no?...jartarse un hueso y no darse cuenta, y venir a estirar la pata por otras causas post operatorias...
Así es la vida...saludos

Adriana dijo...

Yo venia a reclamarte porque este post no es con tus hijas disfrazadas para Halloween; pero me lei el cuento de la Tia y quede :-o

Es asi como para que lo narre Porfirio Torres, con musiquita tragica de fondo y demas ;)

ME HACES MUY FELIZ CUANDO POSTEAS, TROKIS!!!

Besotes pa' ti (pero please pon las fotos que nos debes)

(me salio IWOBD para confirmar mi identidad en el comentario... lo deberia considerar para el segundo nombre del bebe? Tu q crees?)

Jacqueline dijo...

¿Esto es de la vida real? ¿O estás echando broma?

:O

Troka dijo...

Querido Hechicero y primer comentarista, me hace Ud. el favor de decirme que cuernos hacía leyendo blogs a tan altas horas de la madrugada????
Un beso y siempre bienvenido a esta casita!!!
----------
LoquiCrazy, increíble, verdad?. Besos.
----------
Adriana querida, las fotos de halloween quedan pendientes para el próximo año, porque finalmente mis michachitas se quedaron embarcadas y nos la llevaron a ninguna fiesta :-(
Ese segundo nombre no me cuadra mucho, suena a guerra de las galaxias, sigamos buscando-...jajaja
Besos!!!
----------
Jackie, cero invento, 100% real life. Y como era halloween me pareció perfecto recordar aquel episodio.
Cariños!!

Mil Orillas dijo...

JAJAJAJA

No sé por qué, pero el cuento me da risa, jajajaja...

Salvo por la parte en que la Tía C fallece, el resto del cuento, es comiquísimo...!es que pude ver el huesito! jajajaja ¿será eso lo que le pasó a Adán? ¿se le habrá escapado la costilla por la barriga? jajajajajajajajaja!

besos, Trokichú!

Nostalgia dijo...

increíble.
estaba jurando que era mamadera de gallo.
y como tú lo cuentas, es mejor!
besos ♥

Ed dijo...

Sister,
Ya se me habia olvidado el cuento del huesito.
La bendicion para todos.
LQQJ.