15 noviembre 2005

Suspendida

Suspender.
(Del lat. suspendĕre).
2. tr. Detener o diferir por algún tiempo una acción u obra. U. t. c. prnl.
3. tr. embelesar.


Hoy me siento como en animación suspendida, no entiendo por qué, tengo un montón de cosas importantes que hacer, pero se me ha ido la mañana en N.A.D.A., en hacer cosas menos importantes pero necesarias. Todo a mi alrededor se mueve rápido y yo estoy como metida en un útero, sólo que con mucha urgencia de ponerme en marcha. Es inevitable el sentimiento de culpa, porque me parece que estoy flojeando, que no soy productiva. Una vez cayó en mis manos un librito gringo, de esos libros que yo llamo "de poceta" pues solo los leemos esos instantes en que nos sentamos al trono. Hablaba del "arte de perder tiempo" (odio no recordar el título en inglés), era como un pequeño manual de cómo disfrutar la pérdida de tiempo, aprender a organizar esos momentos, sacarles partido, no sentirse cupable y además consejos para evitar el exceso de haraganería, muy interesante la lectura por cierto. Desconozco si hay autores en castellano que hayan tratado el tema.
Por último, la llamada del deber me va sacando poco a poco de éste estado, tengo a Vicky con un pestón terrible y eso requiere mi acción inmediata.
Abur.-

5 comentarios:

la maga dijo...

los hijos le sacan a uno toda la pereza...
ah, regálame un poquitín de tiempo, plis, no sabes el privilegio que tienes, que yo sí que me vuelvo loca de miles de tareas y quiero flojear

Troka dijo...

en realidad es un poco más complicado que simplemente disponer de tiempo libre. puedes estar escaso de tiempo y aún así actuar como un río lleno de meandros perdiendote en hacer curvitas y olitas antes de desembocar.

Carlos dijo...

"Dulce es ni hacer nada..." Donde le leí?

Trabajan 14 horas diaria, viajaba y estaba lejos de los mios, era una adicción tal a trabajo que si no hacia nada me volvía loco.

Hasta que casi me volví loco. Tuve la fortuna de conseguí orientación aprendí a vivir nuevamente, dándole a mi ser la importancia que se merece, descansando, tratando de no negarse las cosas placenteras de la vida sin dejar de atender las obligaciones.

Todo se aprenda, vivir, jugar blackjack, jugar scrable, cocinar, comer bien, entender de vinos y lo mas importante a AMAR!

Troka dijo...

Sabias palabras, Carlos.

Tapa-Amarilla dijo...

Porque esas cosas tan simples, se nos hacen tan dificiles...
Y peor es cuando se anda con el SPM
:-X