23 enero 2005

Ese Click

Miércoles 23 de enero de 2002. Venezolana34 y mpab, dos nicknames que no llaman demasiado la atención entre una multitud de jugadores de Scrabble online en un site argentino. Por azares de la vida a mpab se le ocurre invitar a la Venezolana34 a una partida, hace click en el nick y manda la invitación, la venezolana acepta como ha aceptado montones de invitaciones a jugar y empieza la partida con los saludos de rigor. Mientras juegan conversan un poco, la venezolana se entera que su contrincante es paisano y está en Caracas (ella en Maracaibo). Muy pronto se les termina la partida, están enganchados y se les hace insuficiente, siguen jugando lo que les permite el tiempo. Antes de despedirse y con el vago temor de no volver a coincidir se intercambian los datos del messenger y desde ese instante entra activamente cada uno en la vida del otro.

Transcurren los días y se intensifica la comunicación con la ayuda de conexiones de banda ancha. Cada uno tiene pareja, la venezolana tiene hijas pequeñas, ambos una vida feliz y cosas que hacer fuera del mundo virtual. Hasta ahora cero complicación, algo de flirt ligero y muchas horas de amena conversa, intercambio de fotos etc. Sin embargo, ha germinado en ellos algo que no buscaban, que no esperaban y que se les torna irresistiblemente delicioso, difícil de abandonar aunque les trastoque la existencia (y lo saben porque su navegar en internet ya los ha llevado por caminos parecidos).

Por no traspasar límites inexistentes que saben de antemano peligrosos aún no han usado el teléfono , no conocen sus voces, solo conocen los sentimientos expresados en forma escrita y que intuyen auténticos, sin asomo de mentira.

Al cado de 12 días y dos fines de semana atravesados en los que no se comunican, ya no aguantan la ansiedad de oírse, ese lunes 4 de febrero él quiere llamarla, ella le salta al paso y le pide el número, quedan para hablar por la tarde a las 5 (hora conveniente para los dos). A la hora acordada: ella en el supermercado haciendo compra con sus hijas y él saliendo de casa para estar solo...pasan los minutos y parece que no pasan.
Ring...un timbrazo e inmediatamente del otro lado -¡¡Hola!!-

....continuará
P.D.: Pichurro, acompáñame a buscar mis partidas de nacimiento. LU

4 comentarios:

Nostalgia dijo...

...y por lo q puedo intuir, el tiempo pasa, las parejas de ambos se van pa'l coño y los dos se empatan y se casan...y siguiendo con el sexto sentido, la protagonista eres tú.....adiviné? Sabrosa historia!

RomRod dijo...

Internet conecta primero los intelectos de las personas antes que su físico, y como somos tan cerebrales que eso nos atrae inmensamente, saludos, buen post...

megh dijo...

buenooo! me parece interesante tu historia, eso pasa cada rato, idealizar una relación, solo te digo que los % de exitos de llevar una relacion virtual a una real es minima, lo que viene es el desencanto, asi que vivela lo mejor que puedas como opcion de escape del fastido de vida matrimonial que llevas.

Bolboreta dijo...

Con la ansiedad que dan esas relaciones. Uff! que lo sé...
Gracias por tu visita. Me encanta tu blog!!!